jueves, 7 de septiembre de 2017

¿Y quién te dijo que el teatro te va a dar de comer?

Cuando garúa en Lima, siento como un vacío muy extraño. Algunas veces me gusta y camino. Otras, sólo camino, camino sin querer y sin saber a dónde realmente voy y si realmente quiero ir. Hoy son las 7am y está garuando, y aún no sé si quiero irme a otro país a construirme la vida que siempre he soñado, en un país tan venido a menos, donde el arte no me da de comer, donde veo a los mismos artistas de siempre en las mismas revistas de siempre, a otros condenados a ser marionetas, otros infelices renegando de su suerte y otros muchos bufos haciendo de las suyas.
Pero hay que comer pues. Así que baila nomás, o inyéctate hormonas. O si estás rico, métete en el bunker con el productor y calladito nomás que lo que pasa ahí no sale. Y si eres sólo buena gente (#SoyFeo), ni modo, te conviene lo figuretti y lo escandaloso. Y factura hemano, factura todo lo que puedas, porque de ahí viene otro blanquito y te bajan el dedo ¿El arte? No pues hermano, hay que comer. O métete al círculo pues, donde todos nos apapachamos y mandamos la notita diciendo que tu obra es lo máximo ¿ya? Y luego tú vas y dices lo mismo de la mía, porque osea, somos brothers y entre sangre tenemos que ayudarnos, aunque tu obra sea una weada manyas ¿no? Selfie cholo, y la posteas en el face, para que digan que ya te codeas con la gentita. Esooo!!!
¡Falso! Hay varios feos en la tele ¿ya? Y son talentosos, y obvio que a mí también me van a jalar ¿ok? Está bien, está bien feo. Te colaboro con la pollada para que te metas en el taller carito y tengas para tu chelita y puedan verte los productores. Eso sí, vente antes de las 11 a casa sino no pasa metropolitano, ni el chino, ni mucho menos el tren. No, no te metas en el de ése actor, no seas sonso, ¿no ves que él te enseñará pero también está buscando chamba como tú? No pues cholo, ven vamos a seguir buscando.
¿Y quién te dijo que el teatro te va a dar de comer?
Nadie me lo dijo, yo lo creí. Como cuando ves la biografía de Chaplin o quieres que tu vida sea como en esa película de Cantinflas donde la extra se convierte en estrella y deja su pobreza, se casa con el galán de moda y todos viven en el éxito eterno.
-Hola, ¿vas a mi obra?
- Ya mostro, ¿qué artista está?
- Mi grupo y yo pues. Tengo entradas a 20so…
- Asu, pero no hay una invitación para tu bro?
- Pucha no, pero está bravaza… ¿estás?
#NoTengoAmigos #EstamosMisios #ColaboreJoven
Eso es lo bueno del teatro, no te quita amigos, pero te los filtra más bravo que la maquinita de Nescafé. #QuieroUna.
Yo prefiero a los productores, porque te dicen de frente: me interesas y yo te pago y tú haces un buen show. Y sí, así de simple. Y para eso te preparaste (insisto, tienes que prepararte, siempre) y ahora estás ahí, en el escenario. Y tu chamba es lograr que ocurra magia, entretener a ese público que aún no sabe bien lo que es ir a un teatro, apagar el celular y estarse quieto y comprender lo que por semanas has ensayado.
¿A todo esto, dónde quedan los demás?
Ahí, están ahí sencillamente. Y con tanto taller egresan más todos los días. Unos aprendiendo de ti, y otros criticándote, envidiando tu oportunidad. Porque algunos no pueden, ni podrán tener esa magia que tú tienes. Hay que ser sinceros pues, si no te escogen es porque algo no tienes, no logras, no eres, no es tu tiempo ni tu momento. Lo siento pues y como en toda carrera, nadie te dijo que vinieras, que estudiaras. Porque una cosa es que te guste y otra que tú gustes pues. Sorry.
Considéralo como conquistar a alguien. Si tú gustas, la vas a pasar genial. Pero si tú andas con una persona indecisa –o bipolar-, no te quejes. Fácil un día te quiere y otro te deja en visto. Y lloras, y maldices y te enojas y te quejas y hasta la bloqueas. #AceptameOye.
Ojo, pero si tú quieres sólo hacer arte, tienes los medios y eres feliz con lo que te toque, pues dale. No hay nada más bonito que hacer lo que uno quiere, hasta donde llegues. Pero no te quejes.
Y… ¿allá la haré?
#NoSeJoven. Mira nomás cuánto exitoso viene a dar talleres de ultra nombre, te cobran en dólares y al final, parten y tú te quedas con tu cartoncito y la fotito de recuerdo #PalFace. Y misio. Porque la cosa está dura en todos lados, hombre. Pero eso sí, puede que sea tu momento, tu tiempo y la hagas, y seas feliz y no quieras regresar hasta que escuches la canción de Pedro Suárez y regreses a comer tu rico cebiche.
Ya a unas cuadras. Un chico tocando saxo en la calle. Sólo, con la gorrita de monedas. Me doy cuenta que este huevón es más feliz que yo, y seguro que de ahí se va a comer su pan con tortilla y su maca. Ah no, ¡ah no! Ahorita yo también compro, porque ya me ilusionaste de nuevo, porque sé que amo hacer arte y soy feliz haciéndolo todos los días y no corregiré este párrafo porque me puse eufórico como cuando vi el partido Perú – Chile y me quedé frío viendo al equipo haciendo gol. Si ellos pueden, yo también puedo. Yo también puedo hacer gol aquí o en otro lado. Porque no importa dónde lo hagas, sino el momento y las ganas que le pongas a tus sueños. Porque el éxito siempre resuena, y no precisamente por un buen plan de marketing. Es cuestión de saber soñar y también, tener los pies puestos en la tierra. #QueDuro.
Y sigue garuando en Lima, y ya me puse en la cola de migraciones. Y por fin llega la señora del café. Dos de azúcar. ¿Viene a sacar pasaporte? No huevona, vengo a pedir chamba. O bueno… algo así. Voy a hacer arte, seño, seré artista. Y la señora #Muda #MeIréLentamente.
En serio. Si eliges arte, no te quejes. Y si el arte te elige, entrégate.

sábado, 6 de mayo de 2017

POST FACEBOOK 1



Hoy amanecí muy convencido: Sólo los valientes son merecedores de la felicidad. Valientes para defender y reconocer su amor hacia otra persona, y construir una relación. Recuerda, primero, a nadie le interesa lo que tú haces, segundo, a NADIE le interesa lo que tú haces y tercero, A NADIE EN EL MUNDO LE INTERESA LO QUE TÚ HACES. Entonces, ¿Por qué no intentas ser feliz con alguien? Total, la vida es corta y hay que vivir lo más feliz que se pueda. A veces uno se harta de los screen-man, de esos que son bien machitos en la calle enamorando flacas, escribiéndoles por el celular y en la cama son más mujeres que nadie, diciéndole al flaco que les den una chance para seguir y sino pueden "ser amigos". Recuerda que si tú traicionas a quien te quiere, no lo engañas, sino que te traicionas a ti mismo, ya que no eres lo suficientemente cabal para mantener una promesa, y así amigos nadie quiere, ya que la lealtad es nula. Hay que ser felices, sin hacer daño a nadie. Y si te gusta alguien, quiérelo, cuídalo, sé detallista y respétalo. Sólo así se crean grandes historias qué recordar con cariño. Sólo así, con verdades y buena comunicación se hacen grandes relaciones. Haz que valga la pena, que te quieran por el kit completo. Recuerda, uno puede querer, amar a alguien, pero no lo necesita para ser feliz. Ya eras feliz antes de conocer a esa persona. Y si te hace infeliz, mejor corta esa relación, elimínalo de tu vida y continúa, que la vida sigue y está esperando tu mejor versión. Y si quieres de verdad, pues ponte las pilas y cuida tu relación y échale todas las ganas, haz que valga la pena. Tú decides.

A todos mis amigos con cariño. DM

4 de mayo de 2017.

viernes, 3 de febrero de 2017

EPIFANÍAS

Autor: Daniel Manchego
Habitación. Gabriela sentada en su cama, con el rostro desencajado. Fuma un cigarrillo y tiene un vaso de whisky a medio terminar. Luz tenue. Se escucha la canción de “El problema” de Arjona.
Gabriela: Hola, ¿No me das mi beso?
Oliver: No Gabriela, entiende. Yo sólo vine aquí como tu amigo.
Gabriela: No entiendo. Es que de verdad, no te entiendo.
Oliver: ¿Qué es lo que no entiendes? Vine a verte, a hablar contigo. Me preocupo por ti aunque no lo creas. Soy tu amigo.
Gabriela: No recuerdo cuándo fue la última vez que te portaste como un amigo. Y hasta ayer eras más que un amigo.
Oliver: Sabías muy bien mis sentimientos…yo nunca te he mentido.
Gabriela: Hasta ayer hicimos el amor, me dijiste que me querías una y otra vez. En esta cama.
Oliver: Tú lo decías… yo te seguía… no te he mentido.
Gabriela: Me dijiste que mientras estés conmigo no estarías con nadie más. Y de repente descubro en tu celular la conversa con tu ex. Me pones mil mentiras y al final de harto me dices que estás coqueteando otra vez con ella desde hace dos meses ¡Dos meses imbécil! Dos meses que te noté cambiado y te pregunté ¿cierto? ¡Te pregunté puta madre! Dos meses en donde todo fue peleas, donde yo te juré poner todo de mi parte para que mejore nuestra relación sin saber que pensabas en otra.
Oliver: Eso no es cierto…
Gabriela: ¡Es verdad! ¡Niégame que pensabas en ella mientras me tirabas!
Oliver: (Silencio)
Gabriela: ¡Eres un maldito!
Oliver: Las cosas no son así.
Gabriela: ¡¿Y cómo mierda son entonces, huevón?! ¡¿Cómo mierda son?! Y no me mires con tu cara de inocente. Y encima, me vienes a ver por lástima.
Oliver: ¡No!
Gabriela: Sí, es lástima. ¿Quién chucha viene a ver a la weona que se tira porque la dejó llorando ayer? Claro, qué fácil es para ti.
Oliver: Yo no quise hacerte daño ¡Somos amigos entiende!
Gabriela: ¡Yo no tiro con mis amigos! ¡Yo respeté lo que habíamos prometido! ¡Putamadre huevón! ¿Puedes entender eso? Claro, que vas a entender si eres un pobre huevón. (Pausa, toma un poco de whisky) Huevonazo. Esa perra sólo te quiere agarrar de imbécil. ¿Acaso no te acuerdas que terminó contigo? ¿Y tú, cuando te terminó no viniste a verme? ¿Acaso no recuerdas que ni siquiera te dio la cara y terminó contigo por whatsapp? Yo fui la única que te dio su apoyo puta madre, y después de un año tú la sigues buscando. Y la huevona como siempre te tiene ahí, por si acaso, seguro que acaba de terminar con cualquier huevón y ya pues, qué le queda, el imbécil de Oliver y tú ahí, como perro, mendigando un poquito de cariño. ¡Mierda, qué cagada! ¡Eres un triste huevón! ¡Qué pedazo de mierda!
Oliver: Nunca te prometí enamorarme de ti.
Gabriela: Eso lo entendí claramente en la última pelea. No siento nada contigo, me dijiste. No siento nada pero cualquier hombre eyacula cuando está arrecho. No sabes cómo tus putas palabras me dolieron y se me quedan aquí en la cabeza. Dos meses en los que peleamos huevón, yo como estúpida intentando dar más de mí para que la pasáramos bien y lo único que logré fue evasión, dolor. “Me estás hartando” me dijiste antes de terminar de hacer el amor y lo único que te pedía era que fueras sincero y si pasaba algo que me lo digas de una vez. Y fácil yo soy la única que estoy cagada porque tú ni siquiera te inmutas, frío. Fácil hasta te cagas de risa de mí. No me lo merezco. No me merezco esto.
Oliver: Es que las cosas no son así, entiende. Yo no quise hacerte daño. Y tú siempre me pedías una nueva oportunidad para comenzar algo que sabías que no existía.
Gabriela: Me utilizaste. Sabías que yo me estaba enamorando de ti.
Oliver: ¡No carajo! No he hecho eso. Somos amigos.
Gabriela: Si fueras mi amigo hubieras parado todo esto. Si fueras mi amigo me hubieras dicho que no pasaba nada. Pero, venías y tenías sexo. Me decías cosas bonitas y ya, todo era súper. De pronto en la calle nada, ni un beso y menos agarrarme de la mano. Duele sentirse menos que una amante. Creo que hasta una puta tiene más suerte que yo.
(Silencio)
Oliver: No la he visto. En serio. No la he visto. Me ha dicho para salir, pero no he ido te lo juro.
Gabriela: ¿Cómo creerte?
Oliver: Eso es lo malo, nunca me crees.
Gabriela: ¿Aún la quieres? ¿A pesar de todo lo que te hizo?
Oliver: …Sí.
Gabriela: ¿Sabes lo que pasa? Es que ya entiendo todo. Eres una mierda. Eres un triste huevón que nunca va a ser feliz. ¿Y sabes por qué? Porque te metes con huevadas.
Oliver: No hables así.
Gabriela: Es cierto. Ya no voy a hablar. Sólo quiero que te largues. Y si me ves, ni me hables. Y no te preocupes que yo no diré nada. Aquí no pasó nada.
Oliver: ¿Pero y nuestro proyecto, nuestras ideas? Necesito la inversión.
Gabriela: ¡Oye, hijo de puta! ¿Crees que voy a seguir contigo sabiendo lo mierdita que eres? ¿Crees que no puedo continuar sola con mis proyectos?
Oliver: ¿Y yo?
Gabriela: Tú, sigue tu camino. Y dile a ella pues, a ella, a ver si te echa la mano ¿De mi lado no tienes nada manyas?
Oliver: Esto es injusto.
Gabriela: No. No lo es. Simplemente cagamos los dos. Yo por enamorarme y tú por dejarme seguir con esta relación que no tenía para más. Yo enamorada de ti, tú enamorada de ella. Yo pidiendo lo que a ella le ofreces, aun cuando ya te pateó el culo con roche desde hace tiempo. Cachudo de mierda, encima imbécil y para concha, arrastrado ¡Qué mierda te vi carajo!
Oliver: Esta bien. No hagamos nada. Que se vaya a la mierda todo ¡A la mierda! Y ya me harté que la trates mal a mí y a ella. Ten más respeto. Yo la quiero y voy a estar con ella.
Gabriela: (Busca en su celular) Mira…
Oliver: ¿Qué es esto?
Gabriela: Es la foto de tu futura flaca, con otro huevón. Mira qué rico chapan. Y hasta fácil tiran en el telito donde ibas con ella. Te lo advertí. ¿Pero sabes qué? Gracias a Dios, ahora sé quién eres. Quien es Oliver detrás de esa carita de huevonazo. Un mentiroso, convenido, manipulador. Que no me quiere y sólo me usa para su placer, para sus intereses. No me quisiste ni un poquito, sólo te interesa el beneficio que tienes a mi lado.
Oliver: Yo no quise hacerte daño. En serio. Eres mi amiga, te quiero pero no de la forma que tú quieres. Yo quería estar a tu lado, llegar a cumplir todos los proyectos. Te necesito.
Gabriela: Ni te me acerques. Yo no quiero nada de ti. No confío en ti y no lo haré nunca más. (Pausa) Putamadre huevón, me siento tan mal y tú sólo piensas en tu bienestar.
Oliver: No es eso. Estamos los dos. Podemos seguir trabajando juntos, y seremos sólo amigos. Yo no te toco. O si quieres podemos seguir con todo. Si quieres, la dejo. En serio.
Gabriela: Bésame.
Oliver: (La besa)
Gabriela: ¿Sabes lo que pasa?
Oliver: ¿Qué?
Gabriela: No siento nada. Tus labios me saben a cinismo, a mentira. Putamadre. ¡No siento nada! (Llora, pero se quita las lágrimas con la mano, enciende un cigarrillo) ¡No tenías derecho de cagarla así, tan feo huevón! (Pausa) Ya no siento nada por ti. Yo no me merezco esto. En serio. Yo quiero ser feliz. Vete.
Oliver: ¿Estás segura?
Gabriela: La cojuda de Gabriela ya murió. La que conociste, ya murió. La mataste huevón. Delante de ti está una Gabriela que no te conoce y no te quiere conocer. Ya fuiste huevón. Mierdita. Eso eres para mí, una mierdita. Quizá cuando necesite sexo te llame ¿ya? Fácil si quiero gastar mi plata en cojudeces te llame. Toma, aquí tienes 20 soles para tu taxi ¿ya? Gracias por tu visita papito, pero ¡Vete a la concha de tu madre!
Música alta “Y cómo deshacerme de ti si no te tengo” Arjona. Sube lentamente.

Apagón.

sábado, 7 de enero de 2017

Trucho

Y sí, llegaste. Pero llegaste trucho, pasado. Y tu estar es efímero, pausado. Me siento como cuando Sandler está con Barrymore y es un but naif, de esos que ya no hay. Como cuando lees Perdóname si te llamo Amor y de repente la peli te sabe mejor. Y los besos de pasión se escuchan perdidos en un camino que se entrecorta por el recuerdo, el perdón y las ganas. ¿A qué jugamos me dices? Y te juro que no sé. Sólo sé que estoy contigo ahora, mañana no lo sé. Y yo tampoco, pero bueno. Y la vida se pinta de emociones, de historias maquinadas, de respiros de comprensión y aprehensión. De buscarte. Qué ganas de estar contigo. Y qué ganas de dejarte. Porque es más complicado llorar por lo que nunca se tuvo y vivir con tu espectro. Desnudo en el espacio, el whisky se derrama en mi boca, mientras mi mente intenta alegrarme con notas perdidas de un violín que alguien dejó olvidado.

domingo, 27 de marzo de 2016

Reflexión 10


¿Profesor, estoy actuando bien? ¿Se me cree?

Desde varios puntos de vista, y desde mucho tiempo, se ha venido buscando –y discutiendo- la forma de llegar hacia una actuación orgánica. Son distintas las técnicas -pasando desde las acciones físicas hasta la biomecánica- que lo han intentado. Vida, vida que se transforma y se adapta a tiempos, épocas, sucesos y situaciones.

Y hasta ahora nada está dicho.
Las emociones, gustos y reacciones son infinitas, he ahí la grandeza y la mayor dificultad para el actor. El laberinto que ha de recorrer para lograr siquiera una chispa de organicidad a un parlamento es agotador. También, recordemos que cada etnia tienes sus códigos, maneras y reacciones. Entonces, es muy probable que algunos elementos de la interpretación disten en su efecto. A su vez, recordemos que existen géneros y estilos. No me imagino a una pieza de Beckett ejecutada en un estilo simbolista, ni tampoco ver Quien le teme a Virginia Wolf en bufo. Estas piezas fueron realizadas en contextos y visiones distintas, mismas que satisficieron al público de aquel entonces. Es menester entonces investigar, comprender, y reproducir.

¿Qué método seguir?
Todos y ninguno. Aprender para luego olvidar. La investigación irá hasta que el actor desista de serlo. Si bien la actuación es un oficio, éste necesita de estímulos, experiencias e investigación. Pienso que lo único que hacen los métodos es canalizar mejor la forma de llegar a la expresión buscada, y que el actor deberá conocer qué herramientas-métodos utilizar al momento de que el régisseur le solicite “ese algo” para la escena. No existe, se los aseguro, escuela o profesor alguno que tenga la fórmula. Lo que sí ofrecerán en buena cuenta es un banquete de experiencias que permitirán acercarse a la creación. El guía pone la cuota de experiencia y moldeará el talento del estudiante. Pero es sólo experiencia y como tal es debatible. He conocido a chicos demasiado talentosos pero subyugados a métodos que no les permitían crear según sus necesidades. -quizá creyeron que lo estudiado era el Pater Nostrum a seguir per sécula seculorum-. La limitación del conocimiento les hizo arrugas y amargo andar. Hay que seguir investigando e innovando, aunque para ello tengas que ser como el salmón e ir contra la corriente. El arte no es para los que se sientan. Parafraseando un poco a Constantin: “No existe método universal señores, y si les sirve algo, úsenlo”.


Estamos en cero…

Siempre. A un ensayo, no debes ir con la cabeza predeterminada para algo, pero sí muy seguros de que algo va a pasar. En cada ensayo se observa una vida, algo nuevo, algo que pasa y que está entre los actores. El atrezo, las luces, todo cobra importancia. Se empieza a crear la vida.


Dramaturgia o creación colectiva.

Ambos banquetes son exquisitos, llenos de riqueza, experiencias y mucho rigor. Y si tienes ganas de hacer alguna de ellas, entonces, manos a la obra. Toda creación es valiosa si se construye con cimientos de fe.


Ya no entiendo nada.

No se trata de entender. Se trata de ser y sentir. Muchas veces hemos hecho cosas sin sentido, acciones erróneas que han devenido en problemas, afectaciones. El personaje es un universo de acciones y afectaciones. Ni juzgarlo es bueno, porque ahí se acaba el juego. Significa descubrir qué siente en cada instante y cómo logra su objetivo, sentir su urgencia, su necesidad. También significa mirar hacia afuera, y ver si la creación va con la propuesta.


¿Actuar para el público?

Actúas para tu compañero y para el público. Pero cuidado con lo último. Se trata de hacer arte, no un títere o mico.


Fama…

Es mejor la felicidad de poder hacer y vivir de lo que te gusta. No la busques, porque no la vas a encontrar. Sumérgete en tu trabajo y punto.


Dar lo que el público quiere…

El público es sabio y sabe abrazar a los artistas, ama las nuevas propuestas. Quizá lo próximo que necesite seas tú. Y si tienes una oportunidad, pues prepárate mucho para aprovecharla.


Y el público…

Quien paga el ticket es el público –valgan verdades-. Habrá que pensar en que, si queremos vivir de esto, debemos de estar acorde a los productos del mercado o tener un producto lo suficientemente bueno para invertir en él y publicitarlo. A partir de aquí salimos de las manos de la musa y nos convertimos en marketeros. Hay que aprender a vendernos. Y como en todo inicio será duro y pocos lograrán el establishment deseado. Debes de determinar tu público. Si te sientes bien haciendo mimo o bailando, pues estará bien. La idea es que hagas lo que hagas, sea con preparación, dedicación y disciplina.


Figuretti

Si hay cielo e infierno, ¿por qué no? Y hasta para serlo, hay que tener agallas, talento y recursos artísticos. No confundir con mostrar escándalos ni miserias personales, eso dista.


Y recuerda que…

Que el actor es un comunicador, y tiene el poder de cambiar a la gente. Y que es un privilegio poder llegar al público. Que hay que cuidar lo que se presenta, quizá mañana no estemos en este mundo. Que ningún segundo se repite y que es una carrera de largo aliento. Que no debes de esperar aplausos, porque nadie te llamó –tú llegaste-. Esta es carrera de valientes, y aceptar que cuando se apaguen las luces, la soledad es parte del artista.


Ya todo se ha visto…

No. El ingreso de los medios digitales y su utilización en escena recién está empezando, desde teatro multimedia, instalaciones digitales o teatro digital. También, están las instalaciones y el teatro que se hace en espacios no convencionales, sin contar con las nuevas propuestas, mezclas de disciplinas. Hay todo un mundo por recorrer. En Latinoamérica, existen muchas personas como tú, empezando ahora mismo a hacer arte. Gente que se quitó la corbata y dijo, vamos a hacer teatro. Gente que como tú quiere ser feliz. El teatro existirá hasta el fin del ser humano.


Primera llamada…

Obedece y agradece siempre a tus maestros. Cállate, escucha y aprende.


Segunda llamada…

Recuerda todo, olvida todo. Es momento de sentir. Nadie sabe lo que va a pasar ahí afuera, en ese mundo llamado escenario.


Tercera llamada…

A escena. Con fe, que todo lo hecho con pasión, humildad y disciplina tiene éxito.


Y aprovechando que es 27 de marzo y celebramos el DIA MUNDIAL DEL TEATRO, pues… ¡FELIZ DÍA! A todos los estudiantes, maestros, actores, profesionales, creadores y trabajadores que están metidos en esta locura. Todos son valiosos. Todo suma.


Y si quieres hacer teatro, hazlo y ya no esperes más, que la vida es corta y es mejor vivirla intensamente. ¡Nunca dejes de soñar!


Daniel Manchego
Era Azul

martes, 28 de julio de 2015

Feliz Cumpleaños Perú


Feliz 194 cumpleaños Perú, mi tierra. Ojalá y sea pronto, donde podamos vivir todos en armonía, democracia y tolerancia. Donde todos empujemos el carro de la cultura, el trabajo y la innovación. Donde no exista violencia ni egoísmos, e impere el ayni. Te quiero Perú, bondadoso, con alimento para ser fuerte, con ese calor que protege. Déjame mirar tu cordillera una vez más y contar las mil historias que aún no se han contado. Deja que las llamitas suban a la luna, a seguir jugando. Y abrígame Inti, mientras me sumerjo en un inmenso Pacífico. Un abrazo Perú, eres lo máximo.

sábado, 4 de julio de 2015

Astro

Soy fiera que ha llegado a tu pueblo.
Muerdo aire y pienso, almuerzo cuentos.
No soy de los que caminan, vuelo.
Mis espinas te reciben al tacto.
No te acerques, sin un beso, sin un abrazo.
Canto y celebro con chicha.
Bailo con la masa, con cabezas que cocinan en leña.
Duermo con las estrellas, a donde tú no llegas.
Soy astro y mi luz te ahoga.
Soy agua y te bañas en mi costa.
Comes de mis sueños y te duermes en mis ilusiones.
Miro desde lo alto y me miras desde lejos.

A donde quieres llegar, a donde sabes que cuesta encontrarme.